Rita Cassisi - Universitas Forum, Issue 1, December 2008
EN LA PRÁCTICA
UNA RUTA PARA DIMENSIONAR EL EMPRENDIMIENTO FEMININO

Rita Cassisi [*]

El Programa Mujeres y Desarrollo Económico Local (MyDEL) ha sido concebido como parte de la colaboración del último decenio entre la Cooperación Italiana y el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM). En la base de esta alianza se encuentra el compromiso con la promoción de la igualdad de género en la economía, el empoderamiento de las mujeres emprendedoras y el fomento a su liderazgo en la gobernanza del desarrollo económico y el respeto a las diferencias étnicas. El programa MyDEL es parte de la iniciativa multilateral ART (Apoyo a Redes Territoriales y Temáticas de Cooperación para el Desarrollo Humano), con quien comparte la visión de un nuevo tipo de multilateralismo, el enfoque de desarrollo humano, y el apoyo a redes territoriales y temáticas.

El MyDEL está sustentado en la necesidad de abordar de manera integral las diversas causas estructurales de la desigualdad y de la exclusión social de las mujeres, las cuales se generan o existen en todos los niveles del tejido social. Durante los años 2005-2007 se priorizó la conformación de una arquitectura de agentes para concertar intervenciones multi-dimensionales, a fin de producir impactos sistémicos en los niveles local, nacional, y internacional y de promover y avanzar en el ejercicio de la ciudadanía económica de las mujeres.

La centralidad otorgada por el Programa MyDEL a la emprendeduría femenina responde al compromiso de cerrar las brechas en el ejercicio y disfrute de los derechos humanos de un gran porcentaje de mujeres cuya categoría ocupacional es el autoempleo a través de pequeños negocios. En 2005, 57% de estos estaban liderados por emprendedoras, 66% en El Salvador y 60% en Guatemala (Trejos, 2005), que han sido clasificadas como mujeres pobres sin formar parte, ni como categoría ocupacional ni como objetivo de políticas públicas, del mundo del trabajo o del desarrollo económico.

El MyDEL se orientó a crear una ruta para: a) evidenciar y dimensionar la presencia de mujeres emprendedoras de manera geo-referenciada; b) identificar las características y aportes de su trabajo, así como las barreras legales y estructurales que impiden su desarrollo; c) ofrecer un conjunto de herramientas para contribuir a su empoderamiento en la esfera económica y financiera y a la autonomía y control sobre sus vidas y elecciones.

Esta ruta ha sido consustancial a su estrategia mediante el establecimiento de alianzas con “corresponsabilidad” en la ejecución de las acciones pactadas.


Taller de cerámica en Lareynaga - Malpaisillo, Nicaragua

El MyDEL se ejecuta en alianza estratégica con las Agencias de Desarrollo Económico Local (ADEL)[1] dentro de las cuales se han instalados Centros de Servicios para los Emprendimientos de las Mujeres (CSEM), con un enfoque territorial y, principalmente, para la puesta en marcha de la ruta metodológica diseñada para identificar, evidenciar, caracterizar y potenciar el carácter emprendedor de las mujeres en los territorios de cuatro países de Centro América: Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Los emprendimientos priorizadas por el MyDEL han sido aquellos excluidos de los planes y políticas de la Agenda Regional de Competitividad. En ésta fueron priorizados como territorios y productos con potencial de desarrollo la industria turística, la agroindustria, la producción textil, forestal y lácteas, y la acuicultura, dejando de lado a un gran volumen de micro-negocios liderados por mujeres que, por ser considerados aparentemente “no productivos” y sin potencial de posicionamiento en la economía, no tuvieron cabida. Su emprendimiento y su capacidad para generar activos han sido desvalorizados y en la mayor parte de los casos, expropiados. En este contexto el MyDEL ha operado a fin de cerrar las brechas que mantienen la desposesión y expropiación de los saberes y la falta de reconocimiento del papel dinamizador en la economía local de algo más de 60% de los micro-negocios que en Centro América son encabezados por mujeres.

Los emprendimientos están ubicados primordialmente en los niveles más locales del desarrollo, es decir, los municipios, comarcas y regiones recónditas de la geografía centroamericana. Sus condiciones de funcionamiento son de gran precariedad y están caracterizadas por tener bajos niveles de productividad y de ingreso (acumulación simple y de subsistencia). Sin embargo, debido a las conocidas desventajas derivadas del orden de género vigente - siendo una de las más sobresalientes el hecho de que los emprendimientos no han sido identificadas ni localizadas - este gran porcentaje de mujeres emprendedoras se mantiene al margen de las políticas económicas.

Como consecuencia, las emprendedoras no disfrutan de los derechos de ciudadanía - a la educación, la salud, al acceso y a la propiedad de recursos productivos - ni de la participación en procesos de toma de decisión pública. Además de su casi improbable acceso a mecanismos de financiamiento, las emprendedoras encuentran limitaciones para acceder a información, conocimiento tecnológico y a canales para la comercialización de sus productos.

Por tal razón la tarea del MyDEL ha sido construir una ruta metodológica para contrarrestar los efectos de la invisibilización y diseñar y sistematizar las herramientas con las cuales identificar, reconocer, caracterizar y potenciar su lógica y racionalidad económica y las estrategias de salida de la pobreza de las mujeres. Esta ruta, que incluye practicas analíticas-diagnosticas, en los cuatro países de Centroamérica, ha sido incorporada en los planes de acción de la Presidencia pro-tempore del Consejo de Ministras de la Mujer de Centro América (un organismo del Sistema de Integración Centroamericana) durante el 2007, con un horizonte de implementación de mediano y largo plazo[3].

La estrategia de re-conocimiento del emprendimiento femenino ha apuntado especialmente a romper con la neutralidad de género de la economía y con la falta de articulación que persiste entre los planes y políticas de equidad de género y la institucionalidad que promueve la competitividad, pero que no termina de reconocer a las mujeres como actoras, como innovadoras, como emprendedoras de procesos de encadenamiento global.

¿Cuál es la ruta crítica que ha tomado el MyDEL para el empoderamiento económico de las emprendedoras en la región de Centroamérica?

1- Asegurar el conocimiento y reconocimiento de las emprendedurías:
Identificar y valorar los emprendimientos ofrece los insumos que llevan a la construcción por parte de las emprendedoras de nuevas formas de pensar, de actuar, de producir, comerciar, relacionarse con otras agentes productivas, autoridades y miembros de la familia. Para lograrlo se han establecido las siguientes tareas:

- identificar las motivaciones para la emprendeduría;
- conocer el capital social, esto es, las formas y los significados de los procesos por los cuales las mujeres crean sus asociaciones;
- delinear los modelos de gobernanza, es decir cómo se ejerce el control, la autoridad;
- conocer la racionalidad económica de las mujeres, su relación con el territorio, señalar el orden de género que la determina;
- determinar las necesidades e intereses y los derechos no ejercidos.

2- Verificar los factores que favorecen u obstaculizan el desarrollo de la emprendeduria, es decir:
- evaluar la forma en que interfieren los mandatos e ideologías de género
- conocer las formas en que se ejerce la violencia de género
- establecer si existen redes de apoyo para las mujeres
- individuar las formas de articulación de la economía productiva y reproductiva.

3 - Fomentar la institucionalidad y la apropiación de la información y del conocimiento, es decir:
- sostener la promoción y desarrollo de capacidades para la participación
- estimular el desarrollo de una conciencia crítica reflexiva, que promueve la creatividad y la capacidad de tomar decisiones y de transformar la realidad.

El MyDEL en asociación con cinco ADEL[4] y cuatro Universidades [5] ha desarrollado la ruta crítica y ha puesto en marcha el modelo de reconocimiento y potenciación de los emprendimientos, desde un enfoque de empoderamiento de las mujeres emprendedoras, como actoras y dinamizadoras del desarrollo territorial.

Las intervenciones se han realizado a nivel local/transnacional y nacional/regional a través de: 1) la realización de inventarios y geo-referenciación de las iniciativas de emprendeduría femenina; 2) su caracterización y valoración del potencial innovador y de escalamiento a través de la aplicación del análisis de cadena de valor con enfoque territorial y de género; 3) aplicación de una estrategia orientada a promover las asociaciones y el liderazgo de las mujeres emprendedoras en la gobernanza a los diferentes niveles de la gestión institucional; y 4) fomento a la competitividad territorial mediante el fortalecimiento de redes y desarrollo de sinergias que trascienden el ámbito local/nacional, como es la red de las Agencias de Desarrollo Local y la instalación de los Centro de Servicios para el Emprendimiento de las Mujeres.

Las premisas que han fundamentado la colaboración de UNIFEM y la Cooperación Italiana - enfoques sistémico y territorial, establecimiento de alianzas estratégicas sólidas, fomento a redes y asociaciones - tienen como objetivos de continuar la validación e institucionalización del modelo de empoderamiento económico desarrollado y de impulsar un nuevo tipo de liderazgo de las mujeres a partir de un modelo de gobernanza que asegura el empoderamiento económico de las mujeres y el desarrollo territorial equitativo.

El liderazgo y compromiso de las Universidades con las cuales el Programa estableció alianzas posibilitó, en los casos de Honduras y Nicaragua, el involucramiento directo de sus Unidades de Sistemas de Información Geográficas[6]. De esta manera se garantizó el acceso a sus plataformas, la participación de su personal especializado en la planificación y el desarrollo del proceso técnico de geo-referenciación, en cada uno de sus pasos, desde la obtención de los geo datos, procesamiento, análisis en SIG y elaboración de los mapas temáticos definidos.

Objetivos planteados y meta específica

Los objetivos planteados fueron determinar donde están y dónde se localizan los emprendimientos de mujeres, y cuáles son los patrones de distribución espacial que presentan. Responder a estas dos preguntas básicas fue el objetivo específico que se trazó el proceso de georeferenciación que, traducido al lenguaje SIG, significó determinar las coordenadas geográficas de ubicación de los emprendimientos de mujeres, en los respectivos mapas poligonales departamentales del área de acción del Programa, introducir estos datos espaciales (geo-datos), organizarlos en una base de datos, hacer el análisis espacial y su representación gráfica.

En el caso de Nicaragua, el proceso se llev a cabo en dos fases: la primera para georeferenciar el inventario de emprendimientos de mujeres realizado en 9 de los 10 municipios del Departamento de Len. La segunda fase se concentr en la georeferenciacin de los talleres que conforman los conglomerados de mujeres emprendedoras, identificados como resultado del estudio en profundidad llevado a cabo en tres municipios y tres ramas de actividad: textil-vestuario, quesillos, cermica en barro. Este proceso fue posible gracias al Convenio de colaboracin firmado entre MyDEL, ADES[7], CIDS UNAN Len[8] y el Proyecto DECOPANN en 2006[9].

La meta específica planteada fue poder disponer de una base de datos geo-referenciada de los emprendimientos de mujeres y de los mapas temáticos para su uso como herramientas para visualizar, demostrar y certificar la existencia del fenómeno del emprendimiento de mujeres en el ámbito local, y para reafirmar la identidad y auto-reconocimiento de las mujeres emprendedoras como tales.

La obtención de la información espacial de los emprendimientos de mujeres

El GPS[10] fue el instrumento utilizado para levantar la información geográfica sobre la localización de los emprendimientos de mujeres, porque es un sistema con la capacidad de responder en forma rápida y precisa a la pregunta central que interesaba responder en esta primera fase: ¿Dónde están las emprendedoras? y, ¿En qué lugar de la tierra? La disponibilidad de receptores GPS con que contaban las respectivas Unidades-SIG y el personal especializado para su aplicación in situ, fueron también factores que se consideraron.

La planificación del ruteo de aplicación del GPS se hizo con base en los listados que se obtuvieron del inventario de emprendimientos de mujeres, obtenidos a través del inventario realizado a nivel municipal en cada uno de los cinco[11] departamentos que conforman el área de acción del Programa. Los listados fueron revisados y chequeados para garantizar el Plan de Ruteo con GPS. Una vez obtenidos los datos del ruteo con GPS, se transfirieron a los respectivos ordenadores para su procesamiento, utilizando las extensiones del Software ARC View 3.2 ACCES 200 para la digitalización (SIG U. Zamorano 2006 y SIG UNAN León 2007).

Obtención de la información sobre atributos de los emprendimientos de mujeres

La información se obtuvo a partir de la encuesta realizada sobre caracterización de los emprendimientos de mujeres. Tomando en cuenta la experiencia de la Universidad Zamorano (Mayra Falck 2006) se aplicó simultáneamente con el proceso de Ruteo con GPS, para garantizar su eficiencia.

Modelo espacial adoptado para la representación de los emprendimientos de mujeres en los mapas departamentales

Como resultado del análisis del patrón espacial se adoptó la topología vectorial: donde cada geo-referencia (x,y) de los emprendimiento de mujeres o talleres (en los casos de los conglomerados) se represento por un “un punto” sobre el mapa del departamento representado por polígonos.

Introducción del Código de Identificación (Cod-ID) del emprendimiento/empresa en las bases de datos

Para poder hacer los análisis y relaciones respectivas, se introdujo un código de empresa/emprendimiento, tanto en la bases de datos de información geográfica como en la base de datos de atributos (alfanumérica). Desde el punto de vista de los objetivos planteados, el establecimiento del código fue pensado como una cédula de identidad de las emprendedoras y fuente de registro de las mismas a nivel municipal. Quedó pendiente el establecimiento de un código de empresa/emprendimiento estándar para los cuatro países del área de acción del Programa.

Una propuesta presentada por el SIG (UNAN-León)[12] y consensuada en el Taller Regional Metodológico realizado en Guatemala en Diciembre 2005, con la finalidad de estandarizar el proceso y poder establecer las comparaciones pertinentes entre países, pero también para darle mayor formalidad al registro del emprendimiento femenino, uno de los objetivos propuestos por el programa.


Taller textil en Nagarote, Nicaragua

Plataforma empleada en la producción de los mapas temáticos y modelos de presentación desarrollados

Aprovechando precisamente las posibilidades que brindan los SIG, se elaboraron un conjunto de mapas en formato “Shape”, utilizando el Software ArcView 3.2, para poder realizar todo tipo de presentaciones. Los mapas que se produjeron responden al objetivo central propuesto y al potencial atribuido al mapa como vector de comunicación: “visualizan” a nivel de cada departamento la localización geográfica de los emprendimientos de mujeres por municipio. En Nicaragua, los mapas elaborados en la segunda fase, “visualizan” el patrón espacial de los conglomerados de emprendedoras en tres sectores de actividad económica, identificados. En Honduras se elaboraron mapas de salida para cada municipio y aportaron un Modelo de Mapeo, para hacer más precisas y amigables las presentaciones.

La utilización de estas herramientas ha permitido el reconocimiento, a través de la georeferenciación de las emprendedoras, “visibilizar” que son en cada uno de los territorios una “fuerza económica”, un actor colectivo que no registran los censos ni las encuestas de nivel de vida, porque sus talleres, están dentro de las casas o a la intemperie, considerados “ámbitos reproductivos”.
En suma la actividad económica, esa industria artesanal creada, gestionada, movida por las mujeres a partir de sus propios activos que dinamiza la economía local, está sumergida, no se ve, porque opera en las cocinas de las casas, de noche, mientras todo el mundo descansa. La georeferenciación, ha permitido, sacar a esos cientos de talleres, del anonimato, información base para poder comenzar a negociar con los gobiernos locales e incidir en las políticas nacionales.

El instrumento Sistema de Información Geográfica del Emprendimiento Femenino (SIG-EMPRENDEFEM) utilizado para garantizar su reconocimiento y registro, ha permitido logros y resultados en diferentes ámbitos de gestión del desarrollo: 1) para el diseño de planes de acceso a los activos[13], en los territorios donde el programa MYDEL ha impulsado Centros de servicios para los emprendimientos de las mujeres CSEM dentro de las ADEL. Los datos producidos con estas herramientas ha permito una atención de los CSEM a la medida de las usuarias. El resultados de los estudios realizados así como la georeferenciacion han permito a los CSEM y ADEL promover políticas económicas locales[14] que incentivan el posicionamiento de las actividades productivas de las mujeres; 2) para canalizar los recursos nacionales hacia las localidades, como son la oferta de los de capacitación, ferias y asistencia a planes de negocios, de los ministerios sectoriales y de las asociaciones del sector privado.

Los análisis, realizados a partir del diagnostico del emprendimiento de las mujeres, han tenido efectos importantes también en ámbito del apoyo externo de cooperación. En el caso de León, ha sido funcional a la constitución del Consejo de Mujeres de Occidente (CMO), compuesto por las mujeres emprendedoras, representantes de mujeres electas a cargos públicos (alcaldesas, vice alcaldesas y concejalas) y representantes de cuatro organizaciones del movimiento feminista en la región. Institucionalizado en el Junio 2006, el CMO definió su papel fundamental en la visibilizacion y fortalecimiento del aporte de las mujeres a la dinámica económica del país.

Para lograr incidencia en la negociación con las autoridades nacionales y con el equipo del Programa de cooperación Cuenta del Reto del Milenio-CRM[15], se elaboró una propuesta con base a la aplicación un diagnostico rápido participativo, que informó el trabajo en comisiones[16] con mujeres representativas de los sectores, profesionales y técnicas en la materia. En el ejercicio de formulación de la propuesta se identificó y georeferención la actividad productiva de las mujeres, obteniendo como resultado un mapa de la actividad económica de las mujeres rurales convocadas.

Estos procesos han encontrado cierta resistencia por parte de las autoridades locales y nacionales al reconocimiento del protagonismo y de la fuerza de una iniciativa auto-organizada, incluyente y democrática. Pero la persistencia, el cabildeo y la determinación de las mujeres en Nicaragua, suportada por las alianzas estratégicas construidas a nivel nacional y regional con UNIFEM a través del MyDEL, ayudaron el CMO en mantenerse enfocado al logro de los objetivos comunes

Uno de los resultados tangibles de este proceso de movilización y concertación, fué el destino de mas de 9.600.000 USD a las mujeres emprendedoras - o sea, el 30% de los 32 millones de dólares del componente de negocios rurales en Nicaragua, siendo el primer país a transversalizar el tema de género entre los 23 que reciben el apoyo de la Corporación Reto del Milenio (Fauné 2006).

Esta experiencia representa un importante precedente metodológico y estratégico que constituye un modelo para la inclusión efectiva de las mujeres como sujetas en todos los niveles de los procesos de desarrollo - tanto, que el equipo de la CRM misma va difundiéndolo en la red de organizaciones de mujeres centroamericanas, para replicarlo en los otros países de la región interesados por el programa CRM en Honduras, El Salvador.

Por último, cabe resaltar que el SIG-EMPRENDEFEM se presentó a la Presidencia pro tempore del Consejo de Ministras de las Mujeres de Centro América-COMMCA, para que se utilice dentro del sistema de integración económica centroamericana SIECA. En el marco del II Encuentro de Género, Economía y Desarrollo Local, (Guatemala, noviembre 2007) se incluyo el uso de estas herramientas en la declaración final del encuentro, lo que abre la posibilidad de contar con información cuantitativa y cualitativa para operativizar las políticas públicas de apoyo a micro y pequeñas empresas (MYPES) y los planes de equidad de oportunidades entre los géneros en la región centroamericana

Referencias

Chevez Margarita (2005) Propuesta metodologica, Memoria Taller regional metodológico. Versión digital, Guatemala
Falck Mayra (2007) Teoría, practica e innovación, en el marco del programa MYDEL. Honduras
Falk Mayra (2007) Mapeo y georeferenciacion del emprendimiento femenino. Versión digital, Honduras
Fauné Maria Angélica (2006) El programa MyDEL y la Cuenta Reto del Milenio – La estrategia de genero lanzada en el marco de la Cuenta del Milenio en Nicaragua. Versión digital, Nicaragua
Fauné Maria Angélica (2007) Informe programa MyDEL I fase. Versión digital, Nicaragua
Henandez Maria Estela (2007) Informe diagnostico sobre cadenas de valor de los principales productos en el departamento de León y tipologia del emprendimiento femenino. Nicaragua
Magaña Virginia (2007) Política municipales para la equidad de género en cuatro municipios de Sonsonate: Caluco, San Antonio del Monte, Santo Domingo de Guzamn, y Sonsacate. Versión digital, El Salvador 2007
Trejos J.D. (2005) 'El mercado de trabajo en Centroamérica'. Informe Presentado en la Reunión de Ministros del Trabajo de Centroamérica, San José, Costa Rica


* Rita Cassisi, arquitecta, è coordinadora regional del Programma MyDEL/UNIFEM en Centroamérica.

1.Desde su establecimiento en la región centroamericana durante el periodo de la firma de los Acuerdos de Paz, las ADEL se constituyeron en espacios privilegiados de la toma de decisión local sobre los contenidos y objetivos de los planes e iniciativas de desarrollo; sus miembros han asegurado las condiciones técnicas que viabilizan las propuestas y brindan así oportunidades de acceso al circuito productivo a la población más excluida.

2. Gobiernos y sector privado en Centro América tienen una agenda para optimizar recursos y evitar competir de manera prejudicial. Concretamente plantean, entre otros el uso de puertos estratégicos, aeropuertos y aprovechan la logística que une el istmo centroamericano.

3. Memoria II Encuentro Genero Economía y Desarrollo Local, UNIFEM Guatemala, edición 2008

4. ASEDECHI y ASDECOHUE en Guatemala, ADEL Sonsonate en El Salvador, ADED Valle en Honduras y ADES León en Nicaragua.

5.Universidad Rafael Landivar - URL en Guatemala, Universidad Centroamericana “José Simeón Caña” UCA en El Salvador, Escuela Agrícola Zamorano en Honduras, y Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua sede de León- UNAN en Nicaragua.

6.En estas Universidades han sido creados Sistemas de Información georeferencias en el marco de otros programas de cooperación que se han institucionalizado en el transcurso de los últimos cinco años y que MyDEL ha fortalecido con nuevas herramientas y datos.

7. Agencia de Desarrollo Económico y Social de León

8.Centro de información georeferenciada de la Universidad UNAN sede León

9. Proyecto de Desarrollo de la Costa Pacífico Norte de Nicaragua, Decopann, de la UE

10. Sistema de Posicionamiento Global (GIS en su acrónimo en inglés): es un sistema de navegación por ondas de radio emitidas desde satélite que permite el posicionamiento geográfico sobre la superficie de La Tierra. Se compone de tres sectores: el sector espacial (los satélites), el sector control (las bases terrestres que monitorizan los satélites) y el sector usuario (el receptor, componentes). La antena recibe la señal del satélite, que a continuación es amplificada y recogida por el equipo receptor La generación de datos con GPS tiene lugar grabando la posición sobre la entidad más fundamental disponible: la misma Tierra. El receptor GPS proporciona información sobre latitud y longitud (también sobre altitud) y aseguran, una alta precisión al trabajar con fuentes de datos directas, a ello se suma la precisión que poseen en sí mismo.
Departamentos de Huehuetenango y Chiquimula en Guatemala, Sonsonote en El Salvador, Valle en Honduras, León en Nicaragua

11. Departamentos de Huehuetenango y Chiquimula en Guatemala, Sonsonote en El Salvador, Valle en Honduras, León en Nicaragua

12. Propuesta presenta por Margarita Chevez SIG-CIDS Unan León, Memoria Taller regional metodológico MYDEL, Guatemala 2005

13. Entendiendo los activos los servicios de desarrollo empresarial y servicios financieros que son indispensables para el fortalecimiento de los emprendimientos de las mujeres

14. Como en el caso del departamento de Sonsonate en El Salvador donde el programa apoyo el diseño de políticas municipales para: Caluco, San Antonio del Monte, Santo Domingo de Guzmán, y Sanzacate.

15. La CRM es un programa de cinco años que se ejecuta con una donación de 175 millones de USD del gobierno de Estados Unidos y se implementa a través de la Corporación Reto del Milenio
16. Comisión propiedad, desarrollo productivo, medio ambiente, acceso a mercados e infraestructura.

Universitas Forum, Vol. 1, No. 1, December 2008





Universitas Forum is produced by the Universitas Programme of the KIP International School (Knowledge, Innovations, Policies and Territorial Practices for the UN Millennium Platform).

Site Manager: Archimede Informatica - Società Cooperativa