Por REDMUCH, Chiquimula - Universitas Forum, Vol. 3, No. 1, february 2012
EN LA PRACTICA
EL EMPODERAMIENTO DE LAS MUJERES CHIQUIMULTECAS Y LAS POLEÍTICAS PÚBLICAS EN GUATEMALA

Por REDMUCH, Chiquimula *

Introducción y presentación del estudio de caso

América Latina es una de las regiones más desiguales del mundo. Los altísimos niveles de desigualdad constituyen el mayor obstáculo para el desarrollo humano y el buen vivir tanto de los más pobres, como de los más ricos. En sociedades desiguales la discriminación y el racismo son una dinámica común de inter relación, que afecta a todos y a todas. En Guatemala la exclusión social tiene el rostro de una mujer indígena y del área rural: la discriminación contra las mujeres en una sociedad patriarcal se hace más profunda con el rechazo de la pertenencia étnica indígena, el desprecio contra la pobreza material y la desvalorización de la cultura rural.

La experiencia del estudio se desarrolla principalmente en los 11 municipios del Departamento de Chiquimula, uno de los 22 departamentos que conforma el país de Guatemala, América Central. El istmo centroamericano representa un puente histórico y ecológico entre América del Norte y América del Sur: es una región de milenaria cultura, de encuentro entre pueblos, de grandes potencialidades económicas, de incomparables bellezas y al mismo tiempo teatro de desatadas e inhumanas violaciones de los derechos humanos, de dependencia económica, exclusión e impunidad.

Realizada en el territorio de Chiquimula, a más de 200 km de la capital, en área principalmente rural, la sistematización de la experiencia de la Red Departamental de Mujeres Chiquimultecas (REDMUCH) pretende contribuir a la reflexión sobre el rol que las mujeres, indígenas y mestizas, desempe&164;an desde sus localidades, o tienen la llena potencialidad de desempe&164;ar, en los procesos de descentralización y transición desde un Estado fuertemente autoritario y centralizado hacia la construcción de un Estado de derecho inclusivo, abierto a la participación y a la acción de todos sus ciudadanos y ciudadanas.

Se trata de una experiencia local, de dimensiones relativamente peque&164;as, que demuestra la peculiaridad de un territorio y de su gente, hombres y mujeres: en el medio de la profunda crisis del sistema dominante, frente al fracaso de las recetas de los economistas, es importante sistematizar y valorar procesos concretos de cambio, a través de la organización, la formación y la incidencia, que se realizan en las rutas concebidas y lideradas por mujeres reales, cuyas fotos aparecen en estas páginas. Los resultados conseguidos por REDMUCH se miden en términos de participación de las mujeres en el sistema de Consejos de desarrollo comunitario (COCODE), municipal (COMUDE) y departamental (CODEDE) que representa la arquitectura del proceso de descentralización.

Algunas claves de interpretación del contexto histórico, normativo, social y geográfico

REDMUCH tiene casi diez a&164;os de historia y se enmarca en el proceso más general de construcción de la paz y de la democracia en Guatemala, un país devastado por la inequidad, la opresión y la impunidad desde la Conquista Espa&164;ola (1521), hasta los a&164;os terribles de la Guerra Fría, de las dictaduras militares y de la sangrienta guerra civil (1960-1996) y en la fase actual (desde 1997) en la cual se realiza una lenta construcción del Estado de derecho y de desarrollo socio-económico menos desigual. Todo lo anterior aparece fuertemente obstaculizado por una profunda crisis económica y por la violencia social. Guatemala vive hoy quebrantada por una guerra de baja intensidad: asaltos, corrupción, exclusión social y vulnerabilidad a las calamidades naturales en una Tierra de indecible belleza. Los Acuerdos de Paz guatemaltecos son una esplendida obra de arte del genio humano, fueron firmados en diciembre 1996, después de 36 a&164;os de conflicto armado y están basados en los principios más altos de la convivencia entre seres humanos. Sin embargo al día de hoy son incumplidos en sus aspectos esenciales.

El departamento de Chiquimula Población: 305,682 habitantes aproximadamente. IDH 2006: 0,656 Municipios: Chiquimula, Camotán, Concepción las Minas, Esquipulas, Ipala, Jocotán, Olopa, Quezaltepeque, San Jacinto, San José La Arada y San Juan Ermita. Clima: Cálido. Idioma: Ch'orti' y espa&164;ol. Altitud: 215 metros sobre el nivel del mar. Producción agrícola: Los productos agrícolas más importantes son el maíz, arroz, frijol, papa, café, ca&164;a de azúcar, cacao, banano y frutas de clima cálido Producción artesiana: Cerámica tradicional, jarcia, muebles de madera, escobas de palma, productos de hojalata, cerería, cuero, ladrillo de barro, jícaras y guacales.

Las mujeres de Guatemala son un coacervo de condiciones e historias diferentes: mestizas, indígenas, muy cultas y analfabetas, solteras, viudas, amas de casa, rebeldes, tradicionalistas, escandalosamente ricas - tanto de hacer de Guatemala el país al mundo con el más alto número de helicópteros privados por habitante - o inexorablemente pobres - tanto de ver cada marzo y abril, la época de mayor sequia, morir sus hijos por la desnutrición. Todas las guatemaltecas, sin distinción, son afectadas, en diferentes grados, por un país profundamente machista y enfermo de violencia. Un ejemplo sobre todo es el fenómeno del Femicidio: en abril de 2008 el sistema normativo guatemalteco ha tenido que reconocer y tipificar, no sin una lucha previa de los movimientos de mujeres organizadas apoyándose en bloques transversales de mujeres en el Congreso (20 diputadas sobre un total de 158 integrantes), el reato del femicidio. Guatemala es el segundo país de América Latina -después de México - con la tasa más alta de violencia contra las mujeres. Tal es la magnitud de este hecho que según estadísticas del Instituto Nacional de Ciencias Forenses, al 30 de noviembre 2011 se reportaban 657 muertes violentas de mujeres desde el inicio del a&164;o.

Reformas al Código Municipal Decreto 12-2002 del Congreso de la República "Artículo 96 Bis. Oficina Municipal de la Mujer. El Concejo Municipal creará, antes de finalizar el a&164;o 2010, mediante el acuerdo correspondiente, la Oficina Municipal de la Mujer, que será la responsable de la atención de las necesidades específicas de las mujeres del municipio y del fomento de su liderazgo comunitario, participación económica, social y política. El Concejo Municipal deberá velar porque a dicha Oficina se le asignen fondos suficientes en el presupuesto municipal de cada a&164;o, para su funcionamiento y para el cumplimiento de sus objetivos. La Oficina Municipal de la Mujer coordinará sus funciones con las demás oficinas técnicas de la Municipalidad. La responsable de la Oficina Municipal de la Mujer será nombrada por el Concejo Municipal; deber ser guatemalteca, vivir en el municipio que la seleccione, hablar el o los idiomas principales que se hablan en el municipio, tener experiencia en trabajo con mujeres y encontrarse en ejercicio de sus derechos civiles y políticos."

A pesar de tantas dificultades, las mujeres guatemaltecas se han organizado, a nivel nacional y local, para aprovechar de las oportunidades de transformación ofrecidas por los Acuerdos de Paz y por los cambios a nivel internacional, con el apoyo de la Cooperación Internacional y en el marco de la recuperada dimensión regional centroamericana. Esta experiencia pretende demostrar que las mujeres tienen un papel importante por jugar en la valorización y en el acompa&164;amiento del proceso de descentralización iniciado a nivel central por el Estado, y realizado en formas muy propias en los diferentes territorios. Dicho proceso inicia tímidamente con la Constitución de 1985 y es fortalecido con la Ley de Descentralización, la nueva Ley de Consejos de Desarrollo Urbano y Rural y el nuevo Código Municipal de abril de 2002 y las recién Reformas al Código Municipal con Decreto 12-2002 del Congreso de la República. El nuevo contexto normativo, y el renovado interés hacia la participación ciudadana, crea terreno fértil en el cual REDMUCH empieza a luchar por la representación femenina a nivel local, dentro de las Municipalidades y de los Consejos de Desarrollo Departamentales, Municipales y Comunales, en el departamento de Chiquimula.

La historia de REDMUCH

REDMUCH es una asociación civil registrada en la Municipalidad de Chiquimula, en el libro 7 de personas jurídicas, partida No. 26. Tiene sede en la cabecera municipal y está representada en los 11 municipios del departamento. Las mujeres en el departamento de Chiquimula logran su participación a partir de la instalación del Foro Nacional de la Mujer (FNM) en 1997 como resultado de los mencionados Acuerdos de Paz. Es en el FNM que a nivel local, municipal y departamental las organizaciones de mujeres de Chiquimula empiezan a participar en incidencia política en varios espacios de participación, especialmente en el Consejo Departamental de Desarrollo como invitadas especiales con voz pero sin voto (todavía no se había reformado la Ley de Consejos de Desarrollo Urano y Rural por lo que no se contemplaba la participación de las mujeres). La incidencia de las mujeres en este espacio les dio la posibilidad de lograr procesos a nivel municipal, como los proyectos en el marco de la consulta nacional que el FNM realizó en los ejes de desarrollo social, económico y cívico-político.

En un contexto de renovada atención del papel de las mujeres a nivel local, por parte del Estado y de la Comunidad Internacional, en marzo del 2002 las mujeres fundadoras decidieron crear la Asociación como una institución representativa de mujeres, que nunca había existido en el departamento y podía representar un valido interlocutor con el nivel nacional e internacional. Desde su creación, REDMUCH obtuvo el apoyo del Programa Lucha contra la Pobreza y Exclusión Social de América Central (APPI PNUD). En el a&164;o 2005, REDMUCH obtuvo su personería jurídica, con el apoyo financiero del Programa de Mujeres y Desarrollo Económico Local (MyDEL), del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM, hoy ONU MUJERES) y UNOPS financiado por la Cooperación Italiana.

La relación con la Cooperación Internacional, en particular con los programas intersectoriales de las Naciones Unidas, ha sido muy positiva ya que las mujeres han sabido aprovechar de las oportunidades que se ofrecían. Sin embargo ha representado una lección aprendida sobre la necesidad de caminar autónomamente y no contar demasiado con el apoyo externo. Al día de hoy, en tiempos de calo de la cooperación externa, REDMUCH aun dentro de muchas dificultades económicas, sigue su camino y continúa a la par de las mujeres, gracias al compromiso de personas formadas y comprometidas. Es importante no olvidar que el fenómeno masivo de la cooperación internacional en Guatemala, antes y sobre todo después de los Acuerdos de Paz, ha tenido luces y sombras. Sin duda la presencia internacional ha permitido que los y las guatemaltecas levantaran su voz en contra de la violación masiva de los derechos humanos, sin arriesgar su vida como antes. La Comunidad Internacional además ha donado ingentes recursos para la reconstrucción y la dinamización económica. Del otro lado, ha contribuido indirectamente a la creación de una miríada de asociaciones y ONGs débiles y poco transparentes, que han fomentado la dependencia y el asistencialismo, en lugar de desatar en los guatemaltecos y las guatemaltecas un real y profundo proceso de concientización democrática sobre derechos y deberes de ciudadanía. REDMUCH está muy consciente de este fenómeno y por eso ha elegido invertir los recursos que se han hecho disponibles a lo largo de los a&164;os en procesos de capacitación y fortalecimiento de los conocimientos y de las competencias claves de las mujeres chiquimultecas.


Mujeres chiquimultecas de etnia Ch'orti' participan en la animación del taller sobre incidencia pólitica y derechos de las mujeres

En el transcurso de diez a&164;os se han priorizado los temas estratégicos de la labor de investigación y de incidencia de la red: participación política, incidencia, erradicación de la violencia de género, gestión y negociación en procesos de desarrollo para las mujeres.

REDMUCH es parte de las Redes de coordinación del movimiento de mujeres a nivel nacional y participa en procesos de incidencia nacional. Integra las coordinaciones de mujeres que realizan la convocatoria para la elección de la Secretaria Presidencial de la Mujer, y ha participado en el Consejo Consultivo de Actualización del Plan de Equidad de Oportunidades 2008-2023 de la Secretaría Presidencia de la Mujer (SEPREM). También forma parte del Foro Nacional de la Mujer. REDMUCH es también responsable a nivel departamental de la coordinación de las fechas emblemáticas para las mujeres como: Día Internacional de la Mujer, Ferias de la Salud de las Mujeres, Día Mundial de la Mujer Rural, Día de la No Violencia Contra la Mujer, Día Internacional de Lucha Contra el Sida y el Día Internación de los Derechos Humanos.

Las principales actividades desarrolladas por REDMUCH

Se recuerdan a continuación las etapas principales de investigación, incidencia y acción de REDMUCH en el Departamento, a partir del a&164;o 2002 hasta el día de hoy. Muchos de los proyectos han terminado su vida útil, pero han dejado un importante impacto en lo local, a través de las mujeres organizadas y capacitadas quienes participan en las instancias y los espacios de la descentralización:

Participación política y ciudadanía activa
En coordinación con el APPI PNUD se desarrolló un programa de participación de las mujeres en el CODEDE (ver box). La REDMUCH forma parte de la Comisión Departamental de la Mujer CODEMU, quien lideró la elaboración de un diagnóstico local sobre las necesidades y las aspiraciones de las mujeres, con el fin de presentar las 5 propuestas indicadas en el box y que han sido referencias prioritarias en las actividades desarrolladas por la Asociación.

Acciones desarrolladas en el APPI:
- Formulación de diferentes agendas municipales de las mujeres.
- Realización de Foros cívicos y políticos.
- Capacitación y Fortalecimiento de más de 2200 mujeres en los 11 municipios sobre derechos humanos, género, incidencia política, valores ciudadanos, medioambiente.
- Realización de un Diagnóstico sobre la situación de violencia basada en género. Estructuración de un proceso de atención a la mujer y ni&164;ez víctimas de violencia.
- Alfabetización de mujeres.
- Documentación ciudadana de 1109 mujeres Chortí. Ellas no estaban registradas en el registro municipal y no teniendo cedula de identidad prácticamente no existían como ciudadanas guatemaltecas.

Uno de los proyectos más estratégicos ha sido la creación y el fortalecimiento a las 11 Oficinas Municipales de la Mujer (OMM) y/o Oficinas Municipales de la Mujer, Ni&164;ez y Adolescencia, así como 11 Comisiones Municipales de la mujer de los COMUDES y la Comisión Departamental de la mujer del CODEDE, para la incidencia política en la gestión pública con enfoque de género y multiculturalidad. El resultado medible de esa experiencia han sido más de 200 mujeres capacitadas, 11 planes de incidencia municipal y 19 proyectos integrados en el Sistema Nacional de Planificación.

REDMUCH ha participado en la creación de la Mesa de Género en cuanto espacio de articulación de organizaciones de la sociedad civil, instituciones del Estado y Cooperación Internacional REDMUCH actualmente es quien convoca y conduce las reuniones. A partir de ese espacio se abordó y visibilizó la temática de racismo y discriminación contra las mujeres indígenas y rurales de siete municipios del departamento con población maya Chortí.

Propuestas de Agenda Política de Desarrollo Integral de las Mujeres al gabinete Móvil del Gobierno Central en Febrero del a&164;o 2005:
- Escuela de formación de lideresas desde una perspectiva de género e interculturalidad.
- Desarrollo económico para las mujeres.
- Programa de alfabetización para mujeres con perspectiva de educación para el trabajo.
- Centro de albergue para mujeres sobrevivientes de violencia
- Proyecto de capacitación para las Comisiones Municipales de la Mujer de los once municipios en los temas participación ciudadana, e incidencia política.

En términos de capacitación, se realizó un programa de formación y capacitación dirigido a mujeres lideresas de COCODES, COMUDES, Organizaciones Civiles y Comisiones de la Mujeres, para la Incidencia Comunitaria y Municipal con Enfoque de Género e Interculturalidad. Lo anterior ha portado a la aprobación de un 5% del presupuesto del CODEDE para las organizaciones de mujeres.

Del 2006 al 2011 ha trabajado dentro de la Alianza para el empoderamiento de la mujeres, la ni&164;ez y adolescencia para la realización de la "Política Nacional de Promoción y el Desarrollo de las Mujeres Guatemaltecas", con el apoyo de la SEPREM, Defensoría de la Mujer Indígena (DEMI), Secretaría General de Planificación Nacional (SEGEPLAN), Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), y el Sistema de Naciones Unidas en Guatemala, a través del Grupo Interagencial de Género y Avance de la Mujeres (GIGAM). Este esfuerzo ha fortalecido las capacidades de liderazgo en su participación en los COCODES y COMUDES.

Violencia basada en género
Como resultado de un diagnóstico de Violencia Contra la Mujer en el Departamento de Chiquimula con la Asociación del Trifinio (Guatemala, Honduras, El Salvador) para el Desarrollo Sostenible (ATRIDES), el primer diagnóstico que se realiza en el departamento en ésta problemática. (2004), han logrado la aprobación de un fondo para la creación y construcción de un Centro de Atención Integral para Mujeres Sobrevivientes de Violencia (CAIMUS). Ha creado también la Red de Derivación en cuanto espacio de coordinación de organizaciones de la sociedad civil e instituciones del Estado, que tratan problemas de violencia, en donde participan: el Ministerio Público, Organismo Judicial, Ministerio de Educación, Ministerio de Salud, Cooperación, Personal a lo Individual, y organizaciones de la sociedad civil que trabajan el tema, entre otros. Las operadoras de REDMUCH han también explorado nuevas prácticas y han experimentado con diferentes públicos módulos formativos sobre la Nueva Masculinidad como enfoque innovador de transformación social que involucra tanto a los hombres como a las mujeres, con el objetivo de reflexionar sobre las relaciones de poder entre los géneros y la violencia basada en género.

Desarrollo económico local
En el tema de la gobernanza económica de las mujeres se ha implementado el proyecto Desarrollo de capacidades locales, productivas y empresariales en mujeres de comunidades de la región Chorti, en el marco del Programa "Fortaleciendo la Institucionalidad de las Mujeres", Eje de Desarrollo Económico

Salud sexual y reproductiva
Se planificaron y realizaron varias Ferias de la Salud desde el a&164;o 2007 al 2009 dentro de la Alianza para el Empoderamiento de las Mujeres Chiquimultecas, con el GIGAM. Actualmente se siguen realizando con el apoyo de entidades que promueven la salud en el departamento.

Abertura hacia el externo
En ámbito internacional se hicieron gestiones ante el Programa Voces, Rostros y Lugares, y en el marco de la conmemoración del 8 de Marzo Día Internacional de la Mujer del 2007, la REDMUCH participó en una Conferencia mundial de Voces, Rostros y Lugares, en Washington Estados Unidos, por invitación de OPS/OMS y sobre el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Conclusión

El camino recorrido por REDMUCH y por las mujeres chiquimultecas ha abierto espacios de participación ciudadana y ya no es posible volver atrás. REDMUCH ha contribuido a crear y hoy coordina diferentes espacios de participación y recursos para el abordaje de la temática de género y de las mujeres a nivel municipal y departamental. Su liderazgo le ha permitido ser reconocida como la organización que apoya el fortalecimiento de las instancias municipales de avances de las mujeres. REDMUCH, como espacio de representación de las mujeres lideresas, acompa&164;a la interlocución, concertación y negociación con el Estado y con organismos de la cooperación internacional en relación a acciones dirigidas a favor de las mujeres, siendo la única instancia en el departamento que ha puesto a discusión y reflexión operadoras de justicia, medios de comunicación, autoridades locales y departamentales, organizaciones de mujeres sobre los derechos humanos de las mujeres.

Sin embargo, a pesar de los múltiples esfuerzos de sensibilización a las autoridades locales, de formación dirigidos a mujeres lideresas y las acciones realizadas a través de la Comisión Departamental de la Mujer, las Comisiones Municipales de la Mujer y las Oficinas Municipales de la Mujer presentes en todos los Municipios, todavía hay que trabajar a favor de los proyectos o iniciativas de las mujeres, porque sigue siendo la infraestructura la que más les interesa a los tomadores de decisiones, porque es visible e inmediata a diferencia de la inversión en capital humano que necesita mucho tiempo para dar resultados. Son aún muy necesarias medidas afirmativas que favorezcan las soluciones a las problemáticas de las mujeres.

El valor de este caso de estudio se encuentra en las pautas de acción y reflexión que permiten elaborar recomendaciones, que serán replicables en otros contextos. El objetivo de REDMUCH desde su inicio ha sido desatar y acompa&164;ar desde las bases un proceso de cambio de creencias, actitudes y comportamientos sobre el rol de las mujeres en la sociedad, la política y la economía. Se trata de una trasformación desde el nivel local hacia la dimensión nacional y transnacional. Hay tres mensajes fundamentales:

Las mujeres son agentes de desarrollo humano local en todos los ámbitos en que se desempe&164;an: desde el hogar, hacia el mercado de producción y de intercambio de bienes, a la sociedad civil, a la arena política donde aun con grandes dificultades están empezando a participar y contar. Las mujeres rurales indígenas poseen saberes y competencias que no son reconocidas en un Estado racista y discriminatorio. El paso necesario para trascender desde una economía de subsistencia y una actitud pasiva hacia la política a una sociedad de hombres y mujeres empoderados, o sea con poder, es reconocer y valorizar los aportes de las mujeres, sacándolas del anonimato y apoyándolas concretamente con políticas públicas y consecuentes suportes financieros.

La descentralización ofrece oportunidades de empoderamiento para las mujeres. En tiempos de crisis profunda de la institucionalidad del Estado, de debilidad extrema de las organizaciones civiles, los cambios posibles llegan desde la base, son fruto de la experiencia de las personas y responden a las necesidades endógenas. El proceso de descentralización y desconcentración abre nuevas posibilidades al ejercicio de la gobernanza de las mujeres en el nivel local. La descentralización abre espacios hasta ahora cerrados e inaccesibles para las mujeres indígenas y rurales en particular. En las normativas relativas a la realización de los procesos, es posible insertar una perspectiva de género, con sendas acciones afirmativas, que facilitan el acceso de las mujeres a la participación política y al goce de los servicios sociales y económicos territoriales.

La sociedad civil es el primer espacio donde se puede salir del anonimato. El asociacionismo permite a la mujeres de subir su voz así de ser escuchadas en la arena pública y respetadas en el espacio privado, que no solo es el ámbito de la familia y de la solidaridad, sino históricamente ha sido lugar de violencia, opresión y mantenimiento de los roles de género. Asociaciones como REDMUCH representan un espacio concreto, visible e identificable de encuentro, de dialogo, de formación humana a lo largo de la vida y así de proposición para la acción. La Asociación, en alianza con otros actores claves, locales e internacionales, restituye visibilidad a las mujeres en espacios esenciales: los espacios de decisión a nivel local, como son las Municipalidades o los Consejos, departamentales, municipales y comunales de desarrollo. Desde la Asociación se desprenden mujeres que aspiran participar en el espacio público a nivel local.

Finalmente, como conclusión, es importante destacar que a pesar de las sombras arriba mencionadas REDMUCH pretende seguir el camino hacia el empoderamiento de las mujeres desde los espacios de participación, y desde un enfoque de derechos humanos.

Testimonios de las mujeres y hombres protagonistas de la experiencia

Con nuestras palabras! Tenemos los mismos derechos y debemos hacer que estos derechos se cumplan!

Las mujeres chiquimultecas organizadas de REDMUCH han logrado que las Oficinas Municipales de la Mujer y Comisiones Municipales de la Mujer, se constituyesen en todos los Municipios, gracias a la realización de foros y cartas compromisos en las elecciones del a&164;o 2007 y la voluntad política de las autoridades municipales. Hoy con estas elecciones 2011, hemos visto nuevamente como las mujeres han participado en cargos de elección popular, gracias también al trabajo que realiza REDMUCH con las mujeres organizadas. Magda Morales, activista chiquimulteca

El resultado del trabajo de incidencia de REDMUCH fue la constitución de la Oficina Municipal de las Mujeres (OMM), que antes no existía. Después Redmuch empezó un programa de fortalecimiento al personal técnico de la OMM y para el Consejo Municipal. Se realizó un diplomado para 13 formadoras que regresaron a su comunidad e impartieron a sus compa&164;eras las capacitaciones que habían recibido. Marleny Borja Molina, Coordinadora de la Oficina Municipal de la Mujer OMM del Municipio de San Jacinto

Gracias a la capacitación hemos aprendido a pelear por obtener proyectos, para ayudar a todas las mujeres y a todas las comunidades. Lorena Jerónimo, Comisión Municipal de la Mujer del municipio de Jocotán

He aprendido mucho, sobre todo a valorarme come mujer, sobre la multi-culturalidad, la equidad de género, como hacer un mapa de poder. Eran todas cosas que desconocía. No me imaginaba que existían. Estos son mis primeros pasos pero siento que es el inicio de un proceso de desarrollo personal que va a seguir para siempre. Celina Menéndez, concejala corporación municipal del municipio de Quezaltepeque

Desde que conozco a REDMUCH sigo formándome en diferentes temáticas así que cada día me siento más preparada. En el diplomado aprendimos entorno a los temas de la descentralización, de la participación ciudadana. Conocimos la Ley de Desarrollo Municipal, aprendimos a hacer incidencia política y sobre todo aprendimos a valorarnos como mujeres. Susana Barrientos, técnica de la Oficina Municipal de la Mujer del municipio de San Jacinto

Y los compa&164;eros hombres nos comprenden, nos valorizan y nos apoyan:

Las mujeres hoy se están capacitando para aprender a exigir - y solo se puede exigir si se comprenden las dinámicas de las cosas. Ramón Peralta, Alcalde Municipal del municipio de Esquipulas

La Mujer es importante dentro del desarrollo de nuestro Municipio. Vamos a considerar las necesidades y las propuestas de Ustedes en nuestro Municipio, hoy hay buenas lideresas aquí y las vamos a incluir en nuestras labores. Ramón Díaz, Alcalde del municipio de Jocotán Olopa

Los COCODES donde hay participación activa de mujeres son los que mejor funcionan. Reunión de coordinación con Alcaldes Municipales de Chiquimula

Durante dos a&164;os de trabajo juntos nos hemos podido dar cuenta de las increíbles potencialidades de nuestras lideresas. Edwin Salazar, Oficina de Planificación Municipal Municipalidad de San Jacinto

En dos a&164;os se han terminado de conformar todas las OMM (Oficinas Municipales de las Mujeres), además se les ha proporcionado capacitación para incidir en diferentes instancias. Las mujeres han aprendido sobre formulación, gestión y evaluación de proyectos. Las comisiones de la Mujer en nuestra Municipalidad aportan dentro al Consejo de Desarrollo Municipal propuestas para el uso del presupuesto. La OMM ya presenta propuestas formales y nosotros escuchamos su opinión. Claro que se ve la diferencia en la capacidad de incidir, gracias a la capacitación de REDMUCH. Hace dos a&164;os eran solo un par de voz ahora son muchas más! Y todo esto acontece en el marco de un proceso ordenado de ideas, de cambios paso a paso. Cambia la actitud de muchos hombres que antes eran desconfiados hacia el papel público de las mujeres. Han obtenido muchos cambios. Cesar Guzmán, delegado de la Secretaria General de Programación y Planificación Departamental

En el consejo departamental en 2007 firme personalmente el acta de creación de la Comisión de las Mujeres. Eso representa algo muy especial en la lucha que esta organización de mujeres REDMUCH ha tenido en el departamento de Chiquimula. Mario Lemus, Gobernador Departamental de Chiquimula


* Este artículo es el resultado de una labor colectiva dentro de la Red Departamental de Mujeres Chiquimultecas (REDMUCH).

Universitas Forum, Vol. 3, No. 1, february 2012





Universitas Forum is produced by the Universitas Programme of the KIP International School (Knowledge, Innovations, Policies and Territorial Practices for the UN Millennium Platform).

Site Manager: Archimede Informatica - Società Cooperativa